Infraestructuras y
nuevos modelos de uso

Ferrovial analiza el futuro de la movilidad urbana

Ferrovial es una de las empresas que han colaborado en el lanzamiento de Madrid in Motion. Desde su fundación, en 1952, Ferrovial es un referente mundial en el sector de las infraestructuras y los servicios, ámbito en el que desarrolla soluciones marcadas por la innovación y la sostenibilidad. La compañía cuenta con más de 92.113 empleados y presencia en 6 mercados principales, cotiza en el IBEX 35 y forma parte de prestigiosos índices de sostenibilidad como el Dow Jones Sustainability Index y el FTSE4Good.

En el ámbito de la nueva movilidad, Ferrovial ya está detrás de iniciativas innovadoras en la ciudad de Madrid, como el carsharing eléctrico Zity o la app de movilidad Wondo. Como empresa colaboradora de Madrid in Motion, ha participado en la primera edición del programa de innovación abierta con un reto relacionado con las infraestructuras dinámicas y conectadas, con el objetivo de optimizar la capacidad de las infraestructuras de la ciudad de Madrid para reducir la congestión y conseguir un tráfico más fluido.

En este post entrevistamos a Adrian Talbot, Head of Centre of Excellence for Mobility at Ferrovial Corporation, que nos da su visión sobre el futuro de la movilidad urbana y del rol de las infraestructuras en ella.

Adrian Talbot
Head of Centre of Excellence for Mobility at Ferrovial Corporation

MadridinMotion

¿Cómo ve el futuro de la movilidad urbana?

La experiencia demuestra que no existe una única “fórmula mágica” a la hora de abordar las múltiples y variadas necesidades, tanto de los ciudadanos como de los responsables de la Administración, para lograr los resultados deseados; ya que, aunque están alineados en los niveles más altos, a menudo divergen en los detalles.

Por lo tanto, el movimiento de personas y bienes dentro de las ciudades se realizará cada vez más a través de una red multimodal, integrada por soluciones públicas y privadas superpuestas entre ellas, que darán lugar a una variedad de opciones dirigidas a diferentes puntos clave de la oferta y la demanda.

La Administración pública (o sus autoridades de transporte), apoyadas por políticas y regulaciones nacionales y locales, aprovecharán el control centralizado para administrar una red más amplia y a todos los operadores / usuarios públicos y privados que la forman, para garantizar que ésta esté optimizada y así lograr el objetivo deseado.

También es probable que la movilidad urbana se expanda, desde los medios de transporte terrestres y subterráneos actuales, hacia el aire gracias a la llegada de la tecnología emergente, que permitirá soluciones sostenibles para automóviles y taxis voladores.

El coste de uso de esta red será dinámico (basado en una variedad de parámetros) y en el viaje o trayecto con varias opciones disponibles y con distintas modalidades de precio / velocidad / conveniencia. Las garantías en cuanto al tiempo que supondrá el trayecto, así como los incentivos a la sostenibilidad, serán mecanismos populares que impulsarán el cambio de comportamiento.

¿Cuál será su impacto en las infraestructuras? ¿Cómo tendrán que cambiar?

La infraestructura existente y la nueva debe (re) diseñarse para que sean posibles las soluciones multimodales y emergentes. Esto debe incluir la integración de la infraestructura física y digital, para garantizar la conectividad “low-latency” (como el 5G y el Wifi), que permita una organización y un control centralizados y dinámicos; soluciones de carga eléctrica (puntos de carga enchufables o bucles de inducción integrados) para todos los vehículos. Autobuses, taxis y vehículos privados, y soluciones de carga para opciones de micro movilidad, como patinetes y bicicletas.

La aparición de los vehículos autónomos y la demanda de tránsito “responsive”, con un mayor focus en movilidad "saludable" -como ir caminando, los patinetes o las bicicletas- deberían tomarse como una oportunidad para rediseñar el paradigma actual, que da más prioridad a los vehículos motorizados que a los peatones y las bicicletas.

El desarrollo del futuro se diseñará desde el principio para favorecer una combinación de transporte más equilibrada, y para apoyar y permitir una implementación más rápida de los vehículos autónomos.

Las soluciones simples, como la señalizaciones viales claras y su buen mantenimiento, la señalización activa, las líneas de visión mejoradas y los carriles administrados beneficiarán, igualmente, todas las formas de transporte, incluido al peatón.

Cada vez más, el transporte integrado dependerá de los datos en tiempo real que provengan tanto de la infraestructura como de los vehículos y usuarios que forman la red.

Y respecto a la interacción entre infraestructuras, por un lado, y vehículos, conductores, pasajeros y otros actores, en el otro, ¿cómo serán? ¿Qué nuevos servicios surgirán?

La comunicación en tiempo real entre todos los actores, ya sea de infraestructura a vehículo, de vehículo a infraestructuras o de las autoridades de transporte a los conductores o pasajeros, es fundamental para que las redes de transporte funcionen de manera efectiva. Es necesario mejorar las capacidades tecnológicas, como el ancho de banda o la comunicación “low-latency”, al igual que los nuevos estándares de comunicación y datos para mejorar la interoperabilidad entre diferentes sistemas y proveedores.

Aunque es probable que surjan muchos servicios nuevos, y algunos son todavía solo un sueño, ya se están desarrollando varias áreas que tendrán un impacto en la forma en que se realizarán los viajes en el futuro:

  • 1.

    Priorización de vehículos de emergencia: si controlamos de forma remota el flujo y la posición de los vehículos que hay delante de los vehículos de emergencia, las autoridades de transporte pueden garantizar el paso seguro y rápido de estos últimos.

  • 2.

    Smart Parking: direccionar directamente a un a un espacio de estacionamiento gratuito para evitar la circulación y reducir la congestión.

  • 3.

    Control de tráfico dinámico: una mejor comprensión del uso real de la carretera y las condiciones en tiempo real en las intersecciones, permitiría el control dinámico del flujo de tráfico para reducir la congestión o para mejorar la calidad del aire y / o para cambiar la señalización de forma dinámica, así como las instrucciones que llegan al vehículo para que el proceso se realice de forma óptima para su reincorporación.

  • 4.

    Conocimiento del conductor: un mayor conocimiento de la situación de los accidentes u otros problemas en la carreteras, como los pozos, las condiciones meteorológicas adversas, etc.

  • 5.

    Carriles administrados y peaje dinámico: opciones para dinamizar y usar una infraestructura digital en lugar de la infraestructura simple, para dar soporte y administrar diferentes carriles, priorizar vehículos o tipos de viaje, dando resultados estratégicos (incluso pueden incentivar un cambio de comportamiento).

¿Cuáles son los principales retos para las ciudades?

Los principales desafíos para las Administraciones públicas están relacionados con la necesidad de moverse con rapidez y flexibilidad en la regulación y cambio de políticas. El compromiso y la aprobación de la inversión en infraestructura, para mantener el ritmo de la tecnología y las soluciones “data” de movilidad, también es un desafío importante.

Por un lado, tenemos la necesidad y el deseo de saber más sobre algunas de estas soluciones (¿Las utilizarán los ciudadanos? ¿Cuáles son las dinámicas específicas, tanto desde la perspectiva de negocio como del usuario?). Además, también es necesario garantizar que la ciudad no pierde el control de la situación, y que no permite soluciones que tienen un impacto perjudicial en la red, o que se toman decisiones de inversión a largo plazo sin una comprensión o conocimiento adecuado y actualizado de la situación en desarrollo, que no se ajusten, por ejemplo, a las demandas de los ciudadanos y sus comportamientos cambiantes.

¿Qué está haciendo su empresa para explorar el futuro de la movilidad urbana?

Ferrovial está muy involucrado en el desarrollo de futuras soluciones de movilidad, y está invirtiendo recursos significativos tanto en I + D centrada en la innovación, como en oportunidades de desarrollo empresarial.

Ferrovial tiene acuerdos con instituciones académicas líderes en todo el mundo y está llevando a cabo programas de investigación aplicada en estas áreas clave. Estamos comprometidos activamente con los ecosistemas de innovación clave, y trabajamos con varios socios para desarrollar desafíos a través de los cuales involucramos a las startups y empresas de mayor tamaño que desarrollan soluciones relacionadas con la movilidad. Hemos establecido un Centro de Excelencia para la Movilidad que coordina los proyectos de innovación relacionados con la movilidad del grupo (que actualmente supera las 100 actividades), y que está desarrollando un liderazgo innovador en áreas clave.

Ferrovial también ha lanzado nuevas líneas de negocio relacionadas con la movilidad, entre las que destacan Zity (un servicio de carsharing junto con Renault), Bicing (un servicio de micro movilidad en Barcelona) y Wondo (una solución “mobility-as-a-service”). También tenemos líneas de negocios bien establecidas (Carreteras y Construcción, por ejemplo) que están evolucionando sus ofertas actuales para adaptarse a las nuevas oportunidades que pueden proporcionar las soluciones Conectado, Autónomo, Compartido y Eléctrico (CASE).

¿Podría darnos un ejemplo de una iniciativa que le resulte particularmente interesante? (aunque su empresa no participa en ella).

La planificación de la movilidad urbana a gran escala en la ciudad es muy interesante, y estamos siguiendo su desarrollo en lugares como China, Singapur, Nueva York, Madrid, Londres y Estocolmo, donde se han hecho implementaciones a gran escala de tarifas de congestión y / o zonas de bajas emisiones, junto con un enfoque holístico en la planificación y gestión del transporte.

Será muy interesante aprender de los estos “early adopters” sobre lo que funciona y lo que no, pero también debemos reconocer el hecho de que los factores locales desempeñarán un papel importante en el éxito de estas iniciativas.

Otra punto de gran interés es cómo diferentes ciudades enfocan su relación con proveedores privados de servicios, como las soluciones de transporte, el uso compartido de vehículos y la micro movilidad.

Un enfoque proactivo, flexible y de apoyo, pero con políticas, directrices y licencias claras, parece ser el modelo que brinda a todas las partes interesadas el equilibrio adecuado de oportunidades y control para beneficiarse, tanto a corto como a largo plazo. Los desafíos respaldados por la Administración, los aceleradores y las iniciativas “living lab” (como Madrid in Motion) son un excelente mecanismo a través del cual este aprendizaje se puede realizar en asociación entre la Administración pública, las empresas privadas y las startups.

Noticias

Artículo

Movilidad urbana en Madrid

Leer más

Artículo

La nueva movilidad urbana

Leer más
Con el apoyo y la colaboración de:
MadridinMotion
MadridinMotion
MadridinMotion
MadridinMotion
MadridinMotion
MadridinMotion
MadridinMotion
MadridinMotion
MadridinMotion
MadridinMotion
MadridinMotion
Una iniciativa de:
MadridinMotion