La nueva
movilidad urbana

Ciudades y servicios para las personas

En 1908, Henry Ford lanzaba al mercado el Ford T, un vehículo económicamente accesible que llegaba para cambiar el paradigma de movilidad que había prevalecido durante siglos: el coche sustituiría a partir de entonces al caballo como modelo de movilidad. Fue una auténtica revolución para la movilidad de las personas y supuso un cambio trascendental en el estilo de vida de millones de usuarios.

Desde entonces, el coche ha sido un elemento esencial de nuestra vida y nuestra economía. También ha sido el rey indiscutible de las ciudades, configuradas en torno a él para facilitar al máximo el desplazamiento de las personas. Hasta hoy. En los últimos 60 años el porcentaje de población que vive en entornos urbanos ha pasado del 34% al 55% a nivel mundial, del 61% al 75% en la Unión Europea y del 57% al 80% en España. La imparable urbanización de nuestra sociedad ha hecho que se ponga en cuestión el actual modelo centrado en el coche. Accidentes, contaminación, congestión, son consecuencias adversas que inciden directamente en la calidad de vida de las personas.

Madrid no es una excepción: según los resultados de la Encuesta de Calidad de Vida y Satisfacción con los Servicios Públicos de la Ciudad de Madrid del 2017, la contaminación del aire era para los madrileños el segundo problema de la ciudad (con un 31,6%) y el tráfico y los atascos el tercero (con un 25,3%).

"Están proliferando nuevos servicios de movilidad personal y compartida (coches, motos, bicis, patinetes) y aplicaciones agregadoras de diferentes servicios de movilidad"

Las ciudades dicen basta. Se impone un rediseño para las mismas, para que sean “devueltas” a las personas, apostando por una movilidad eficiente, segura y sostenible. Al mismo tiempo, los ciudadanos están cambiando su manera de consumir movilidad: buscan soluciones para desplazarse del punto A al punto B. Así, están surgiendo nuevos modelos bajo demanda: compartida, flexible, personalizada y accesible, y todo un ecosistema de servicios digitales de movilidad que buscan dar respuesta a las diferentes necesidades de los usuarios.

Los fabricantes de coches y los operadores de transporte público están ofreciendo nuevos servicios digitales relacionados con sus vehículos para mejorar la experiencia de uso. La conectividad de coches, conductores y pasajeros (ya sea a través del coche o del smartphone) está permitiendo desarrollar nuevos servicios que buscan mejorar diversos aspectos de la experiencia actual de conducción (tráfico, aparcamiento, etc.) o aprovechar mejor el tiempo que se pasa a diario dentro del vehículo. Están proliferando también nuevos servicios de movilidad personal y compartida (coches, motos, bicis, patinetes) y aplicaciones agregadoras de diferentes servicios de movilidad.

Estamos en un momento de enorme incertidumbre, porque se está definiendo un nuevo paradigma. ¿Qué servicios van a triunfar? ¿Cómo se van a monetizar? ¿Van a ser rentables? ¿Qué empresas los van a ofrecer? El proceso acelerado de digitalización de nuestra sociedad (Internet, smartphones, nuevas tecnologías digitales) es un tsunami que está transformando todos los sectores. Ahora le toca el turno a la movilidad.

¿Qué se ha aprendido de lo que ha sucedido en otros sectores?

Que hay que situar de verdad a las personas en el centro del esfuerzo innovador, para adquirir un buen conocimiento de sus necesidades y modelos de comportamiento y así poder ofrecer servicios atractivos y satisfactorios; que es fundamental controlar la relación directa con el usuario, posicionarse como la app de referencia para un determinado servicio; que hay que experimentar con diferentes modelos y ser ágiles para aprender del mercado; que hay que buscar activamente la colaboración con otras empresas para ofrecer a los usuarios respuestas integrales y llevarlas rápidamente al mercado.

"Los partners de Madrid in Motion están desplegando ya nuevas iniciativas de movilidad en colaboración con otras empresas"

Varios de los partners de Madrid in Motion están desplegando ya nuevas iniciativas de movilidad en colaboración con otras empresas: los servicios de carsharing Zity (Ferrovial con Renault) y WiBLE (Respol con Kia), la app integradora de servicios de movilidad Wondo (Ferrovial y Mastercard), el pago móvil en autobuses (EMT, Banco Santander y Mastercard), la instalación de cargadores ultrarrápidos (Cepsa con Ionity)… Madrid in Motion llega para acelerar ese esfuerzo colaborativo en la búsqueda de soluciones para una nueva movilidad capaz de satisfacer las necesidades del nuevo ciudadano.

Estamos pasando de una movilidad estructurada en torno al coche a una nueva movilidad con la persona como protagonista. Son tiempos complejos, pero de oportunidades, que han de resultar necesariamente en ciudades más sostenibles y en una mejor calidad de vida para sus ciudadanos.

Noticias

Artículo

Movilidad urbana en Madrid

Leer más

Entrevista

Infraestructuras y nuevos modelos de uso

Leer más
Con el apoyo y la colaboración de:
MadridinMotion
MadridinMotion
MadridinMotion
MadridinMotion
MadridinMotion
MadridinMotion
MadridinMotion
MadridinMotion
MadridinMotion
MadridinMotion
MadridinMotion
Una iniciativa de:
MadridinMotion